Penélope Cruz
Penélope Cruz en el rodaje de 'Madres paralelas' / Deivi Ruiz
Cine

Penélope Cruz y Pedro Almodóvar comienzan el rodaje de ‘Madres paralelas’

Pedro Almodóvar vuelve a confiar en Penélope Cruz para protagonizar su nueva película, Madres paralelas. Es la séptima vez que el manchego y la de Alcobendas trabajan juntos. Algunas de sus películas más conocidas son Carne Trémula -su primera colaboración-, Volver -que le valió a Cruz para ganar el Goya a mejor interpretación femenina protagonista y ser nominada a los Óscar- y Los abrazos rotos.

Aunque 2020 ha sido un año especialmente duro para el mundo del cine, el equipo no se rinde y continúa apostando por su trabajo. Después de muchas semanas de intensos ensayos, ya han rodado varias secuencias durante largas jornadas. Las primeras imágenes de Penélope Cruz fueron en escenas de interior y de noche, donde lució por primera vez su nueva melena rubia.

Penélope Cruz

Penélope Cruz en el rodaje de ‘Madres paralelas’ de noche / Deivi Ruiz

Poco después aprovecharon la luz del día para rodar y estuvieron en plena calle de Madrid, a ojos de cualquiera que pasara por la zona. Los más interesados se quedaron boquiabiertos al reconocer a Cruz y Almodóvar y saber que se habían topado con el rodaje de su nueva película.

A Cruz se unen Aitana Sánchez-Gijón y Milena Smit, quienes se estrenan como «chicas Almodóvar». Smit está en boca de todos: poco después de ser nominada en los últimos Premios Goya a mejor actriz revelación por No matarás, las noticias de su participación en Madres paralelas colmaron todos los titulares de la prensa. Las protagonistas interpretan a las tres madres de la película. Israel Elejalde es el principal personaje masculino, mientras que Julieta Serrano y Rossy de Palma completan el reparto, dos mujeres habituales en la filmografía del director.

Madres paralelas está ambientada en el Madrid actual y cuenta la historia de tres mujeres que dan a luz el mismo día. Almodóvar asegura que vuelve «al universo femenino, a la maternidad y a la familia» y habla de la «importancia de los ancestros y de los descendientes, la presencia inevitable de la memoria». Almodóvar aprovechó muy bien el tiempo de confinamiento, y es que escribió el guion durante los tres meses que duró.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *