Hinds
Carlotta Cosials y Ana Perrote, la mitad de las Hinds / Deivi Ruiz
Música

Las Hinds cierran los conciertos matinales de Madrid Brillante

Un escenario lleno de flores preside el Teatro La Latina, una de las sedes del ciclo Madrid Brillante, que ha ofrecido a la capital una serie de conciertos matinales para dar un empujón a la cultura y que la música en vivo no muera por culpa de la pandemia. Las Hinds son las encargadas de finalizar este ciclo, un grupo de cuatro mujeres que oscilan entre lo punk y lo tierno, a la vez que cantan letras activistas para luchar por sus ideales. El concierto es especial, pues presentan su tercer álbum después de -casi- siete años de trayectoria y es el primer show que dan este año, después de que cerraran el Teatro Real junto a la Banda Sinfónica de Madrid el año anterior.

Las Hinds comienzan con Riding Solo, uno de los temas del último disco, The Prettiest Curse. Estas chicas llevan el feminismo por bandera, y no tardan en lanzar el primer mensaje: «Esta canción es para todas esas chicas a las que alguna vez os han mirado por encima del hombro». Con ello, da comienzo Just Like Kids (Miau), también del tercer álbum. Desde que se hacen conciertos en pandemia, es difícil asistir a uno que dure más de una hora y media -o, al menos, que llegue-. La corta duración conlleva a dejar muchos temazos fuera. «Ha sido difícil para nosotras elegir una playlist complaciente para todos, porque estamos presentando ya un tercer álbum», contó emocionada Ana Perrote, voz y guitarra del grupo.

Una de las grandes sorpresas, y es que absolutamente nadie se la esperaba, fue la inclusión de Rookieuna gran olvidada de I Don’t Run, el segundo trabajo del grupo. «Qué hacéis metiendo esta canción en la setflist, estáis locas», bromeaba la propia Carlotta Cosials, también voz y guitarra de la banda. Pero, lo que menos aún esperaba el público era que sería una nueva versión de la canción.

Las Hinds llevan cargando con una cruz toda su carrera, ya que son un blanco de las críticas. «Pensaba en la mierda que hemos aguantado estos años. En algún momento, seguro que habéis tenido una conversación en un bar en la que nos habéis defendido. Os pedimos disculpas si os hemos generado alguna discusión con un familiar, pero os prometo y os juro que si a estas alturas vuelvo a ver una crítica de que las Hinds no saben tocar, busco el centro y lo quemo, y le doy un puñetazo al borracho que lo haga», aseguró Cosials, que sacó toda su rabia durante el concierto entre grito y grito.

El espectáculo terminó con Boy y un ramo de flores que le dieron a Cosials por su cumpleaños, que es el 8 de abril. Las demás integrantes cogieron a la madrileña en volandas para despedir al público, al que agradecieron repetidas veces su asistencia y su apuesta por la cultura en los tiempos que corren.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *