Albania, República Checa y Dinamarca
Anxhela Peristeri (Albania), Benny Cristo (República Checa) y Fyr & Flamme (Dinamarca) / Eurovisión vía Instagram (@eurovision)
Eurovisión 2021

Albania, República Checa y Dinamarca cierran el repaso a los concursantes de Eurovisión 2021, ¡arranca la semana definitiva!

Albania: Anxhela Peristeri con Karma

Parte última en las apuestas, pero no por ser la peor canción del certamen. Es bastante improbable su victoria, pero Anxhela Peristeri trae Karma con un aire balcánico del este, importante desde el inicio, que siempre gusta. En esta ocasión, Albania está bastante lejos de convencer a pesar de los giros vocales de Anxhela, muy correcta. En la melodía observamos que la delegación albana ha tratado de trabajar la mezcla de un beat moderno con esas reminiscencias folclóricas orientales, lo que no da a priori el resultado deseado. Veremos cómo se resuelve todo en Róterdam.

República Checa: Benny Cristo con Omaga

República Checa nos suele traer un producto bastante similar últimamente. Omaga es de nuevo ese sonido mainstream que tan bien le ha funcionado en los últimos años a los checos, con Lake Malawi y Mikolas Josef, alcanzando la final y la parte alta de la tabla. Veremos la presentación que tiene prevista Benny Cristo para Róterdam, pero estamos seguros de que será de las pocas figuras masculinas que tendrán una coreografía marcada este año, con una canción que da para ello. Es una de las composiciones que más puede crecer en vivo, como sucede con Letonia, con un beat muy vivo y que no da respiro. El artista de origen angoleño nos hará bailar con total seguridad.

Dinamarca: Fyr & Flamme con Øve os på hinanden

Probablemente es la más floja de esta edición. Con un estilo ochentero kitsch -o lo que es lo mismo, lo contrario al minimalismo-, más es más, aunque en este caso más es mucho menos. El dúo compuesto por Fyr y Flamme interpreta Øve os på hinanden, compuesta completamente en danés. Es una canción completamente fuera de marco, hay bastantes grandes propuestas en esta edición, y Dinamarca no es una de ellas, aunque cuente con una apuesta distinta. No es «distinta» como la propuesta ucraniana, lituana o islandesa, sino un tanto fuera de lugar sin ningún carácter competitivo. Estará con total seguridad fuera de la final.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.