La Pegatina
La Pegatina haciendo el limbo en Las Noches de Río Babel / May Robledo
Música

La Pegatina regresa por todo lo alto a la capital

Los últimos rayos de luz asomaban por el Wanda Metropolitano cuando La Pegatina al completo salió al escenario preparado para Las Noches de Río Babel. Quién iba a decir que después de aquella fiesta que dieron por todo lo alto en la Sala La Riviera a finales de 2019 su vuelta a la capital contaría con todos los asistentes sentados. Atrás quedaron los pogos y los mil saltos que da el público siempre con La Pegatina. El grupo presentó, al fin, su último disco en Madrid, Darle la vuelta, que publicaron en octubre de 2020.

En contraposición a este nuevo formato de concierto, la banda no deja de interactuar con el público. «Ahora están más pendientes de lo que pasa en el escenario», apuntó Adrià Salas, cantante y compositor de La Pegatina, unas horas antes del show en una entrevista con #elÚltimo. Una de las anécdotas que contaron durante la noche -antes de presentar Te veré cuando yo quiera fue que El Kanka «no viene nunca» a sus conciertos. Es más que conocida la faceta activista de Salas, quien no se calla ante los problemas sociales: «Es complicado que no podamos levantarnos y que llevemos mascarillas, pero también asesinan a gente por su condición sexual o raza, hay que estar para todo ello también».

La primera invitada de la noche fue Travis Birds, quien subió para interpretar Siempre te pedí, su colaboración en este séptimo disco. La otra sorpresa de la noche fue Efecto Pasillo. El grupo tardó en aparecer, haciendo «honor» a su procedencia canaria. Se habían quedado tan «embobados» con el espectáculo que no estaban preparados. La despedida estuvo a la altura de lo mejor de La Pegatina: temazos como Mari CarmenLloverá y yo veré pusieron el broche final al gran regreso a la capital.

Fotógrafa: May Robledo.

Deivi Ruiz
Periodista y refachero.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.