Isaac el Lobo, Simone e Imanol
Isaac el Lobo, Simone e Imanol por Madrid / Deivi Ruiz
Televisión

Isaac el Lobo, de ‘La isla de las tentaciones’: «El reencuentro con Marina y Jesús va a ser interesante»

La experiencia del Lobo en La isla de las tentaciones ha sido, fácilmente, una de las mejores hasta la fecha. Él mismo asegura que se lo ha pasado «increíble». Comenzó llamando la atención de Marina y, poco a poco, su relación fue avanzado hasta no poder despegarse el uno del otro durante la grabación del reality y apoyarse en todo momento. Sin embargo, los adelantos del programa ya han desvelado que Marina saldrá sola de La isla, aunque se reunieron -junto a Jesús, pareja de la sevillana- unos meses después para rodar el episodio de reencuentro, del que Isaac asegura que «va a ser, cuanto menos, interesante». En los próximos días veremos cómo termina esta bonita historia de amor, pero todo apunta a que la nueva pareja saldrá adelante.

Hace unos días, Jesús hizo unas declaraciones a #elÚltimo que no le han hecho ninguna gracia a Isaac. «El lobo era un perrito», dijo el sevillano. La respuesta del catalán es clara: «Entonces en la hoguera de enfrentamiento que me mire a los ojos, que no se quede mirando al suelo, que tenían que defenderlo todos, era el único que no hablaba». A esto, el Lobo añade que «volvió papá, estuvo papá en República Dominicana y llegó papá a Madrid».

Los realities no cansan a Isaac, y es que el Lobo es uno de los fichajes para la nueva entrega de Supervivientes, según desveló FormulaTV. A falta de una confirmación por parte de Mediaset, el joven niega su participación en esta temporada: «Ojalá ir a Supervivientes, si contactan conmigo voy de cabeza, pero de momento no sé nada», asegura.

Si por casualidad Isaac estuviese soltero -a pesar de que todo apunta a que no-, le preguntamos qué debe tener una mujer para enamorarle. «Que sea graciosa, que me llame la atención, que no me aburra, que sea independiente», enumera el catalán, quien reconoce que «son muchas cosas» las que busca en una pareja. «Todavía no encuentro al amor de mi vida… O sí», concluye de forma enigmática.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *