Lola Índigo
Lola Índigo estrena 'La niña' en el WiZink Center / Óscar Gil
Música

Lola Índigo, la niña que soñaba con el WiZink

Llegó el día. Después de anunciar La noche de las brujas en 2019, un espectáculo para presentar Akelarre por todo lo alto y el primero de Lola Índigo en el WiZink Center, la pandemia obligó a retrasarlo hasta dos veces. Tanto ha pasado desde aquel álbum debut que la extriunfita se vio obligada a cambiar el show. Un nuevo disco y más de un año después de la fecha inicial, Mimi Doblas pudo bailar donde lleva años soñando. La niña estuvo, al fin, rodeada de todos los fans -vestidos de rosa- que acudieron a esta cita tan esperada.

Para inaugurar esta nueva etapa, Lola Índigo escogió La niña de la escuela -el tema principal de este disco- y un traje rosa y azul de colegiala. Ahora cuenta con hasta 12 bailarines sobre el escenario, cada uno con su minuto de gloria. Pero la artista también está dando mayor importancia a su voz, y comparte más tiempo a solas con Rubens Allan, su guitarrista, sentada en canciones como La llorera o Cómo te va? Aprovechó el momento íntimo y agradeció a los primeros locales que le llamaron para dar conciertos, todos pertenecientes al colectivo LGBT como el Fulanita de Tal. «Os debo tantísimo», aseguró con lágrimas en los ojos.

Ya que nos quedamos sin noche de brujas, Lola Índigo reservó un momento del espectáculo para AkelarreMaldiciónSanteríaMujer bruja fueron las representantes de aquella cita que nunca fue, con un libro de brujería que iba mostrando la decoración mágica que habríamos visto si no hubiese pandemia. Poco después, llegaron Lola y Bugs Bunny con pelotas de baloncesto gigantes, sonidos de zapatillas y los bailarines vestidos como jugadores de baloncesto. Era el momento de Lola Bunny, tema por el que Mimi dobló a este personaje en la nueva entrega de Space Jam.

Todavía quedaba mucha noche y Belén Aguilera -una de las teloneras- subió al escenario para cantar La tirita, así como Jedet, Alba Reche y Ms Nina para interpretar Nada a nadie. «Son ejemplo de muchos, aparte de ser mis amigas», dijo sobre ellas. La granadina dio las gracias a sus bailarines en repetidas ocasiones: «No competimos ni nos comparamos, somos danza. Gracias por apostar por la danza y por mi show, que cada vez puedo integrar a más bailarines». El concierto no pudo terminar mejor que con el estreno de un single inédito, que seguro que podremos volver a escuchar muy pronto.

Fotógrafo: Óscar Gil.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.